domingo, 27 de noviembre de 2011

HERMANAS MIRABAL (Las Mariposas)










El 25 de noviembre fue declarado Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer en el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe celebrado en Bogotá (Colombia) en julio de 1981. Se recuerda el crimen de las hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), tres activistas políticas asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por la policía secreta del dictador Rafael Trujillo en la República Dominicana. Sus cadáveres destrozados aparecieron en el fondo de un precipicio. En el año 1999, la ONU dio carácter oficial a esta fecha.

Hermanas Mirabal

Las hermanas Mirabal, también conocidas como Las Mirabal (Patria Mirabal, Minerva Mirabal y María Teresa Mirabal) fueron tres hermanas dominicanas que se opusieron fervientemente a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo. Una cuarta hermana, Bélgica
Adela "Dedé" Mirabal, no tuvo un papel activo en las actividades hechas contra el dictador. La hermana mayor, Patria, no tenía el mismo nivel de actividad política que sus otras hermanas, pero las apoyaba, incluso prestaba su casa para guardar armamentos y herramientas de los insurgentes.

PODES ESCUCHAR EL PROGRAMA
........................ ..............................................................


Primeros años, estudios y activismo antitrujillista


Las hermanas Mirabal crecieron en un hogar rural acomodado de la sección Ojo de Agua en el municipio Salcedo. El padre de las hermanas Enrique Mirabal fue un exitoso hombre de negocios.
Estudiaron como internas en el Colegio Inmaculada Concepción de La Vega, dirigido por monjas españolas de la Orden Terciarias Franciscanas de Jesús y María donde, tanto Minerva como María Teresa, destacaron por su inteligencia e interés en el estudio.
Cuando Trujillo llegó al poder, su familia perdió casi toda su fortuna. Las Mirabal creían que Trujillo llevaría al país al caos y por ello entraron a formar parte de un grupo de oposición al régimen, conocido como la Agrupación política 14 de junio. Dentro de este grupo eran conocidas como Las Mariposas, se les conocía así, porque ese era el nombre con que Minerva se identificaba en las relaciones políticas. Dos de las hermanas, Minerva y María Teresa, fueron encarceladas, violadas y torturadas en varias ocasiones. A pesar de estas situaciones, continuaron en su lucha por terminar con la dictadura. Después de varios encarcelamientos, Trujillo decidió terminar con las hermanas.

Trama de Trujillo, emboscada y posterior asesinato
El 18 de mayo de 1960, las hermanas Minerva y María Teresa habían sido juzgadas en Santo Domingo, al igual que sus esposos, por atentar contra la seguridad del estado dominicano. Se les declaró culpables y fueron condenadas a tres años de prisión, inmediatama y según escribe en su libro el propio Peña Rivera, éste le expuso el plan de la siguiente manera: "Vengo de parte del ministro de las Fuerzas Armadas, General Román, para que dispongas el traslado a Puerto Plata de los esposos de las Hermanas Mirabal, la justificación del traslado será el descubrimiento de armas clandestinas dirigidas al movimiento que ellos encabezan, la idea es que ellos nos ayuden a determinar si las personas apresadas las pueden identificar como miembros del movimiento, una vez terminado esto les puedes decir que serán regresados a Salcedo de nuevo

Una vez trasladados les prepararás una emboscada en la carretera a las Hermanas Mirabal, deben morir y se simulará un accidente automovilístico, ese es el deseo del jefe". Al día siguiente el cabo de la Policía Nacional Ciriaco de La Rosa llegó a los cuarteles del SIM en Santiago para cumplir con el plan, solicitó cuatro agentes y un vehículo para conformar el escuadrón de acción, Peña Rivera asignó a Alfonso Cruz Valerio, Emilio estrada Malleta, Néstor Antonio Pérez Terrero, y Ramón Emilio Rojas Lora. El 18 de noviembre el escuadrón regresó sin cumplir la orden alegando que las hermanas Mirabal viajaban con niños, el 22 de noviembre regresaron de nuevo alegando las mismas causas, pero el 25 de noviembre se pudo comprobar que en esa visita no andaban con niños sino con un chofer (Rufino de la Cruz) y otra de sus hermanas (Patria), se decidió entonces ejecutar el macabro plan. ente todos comenzaron a purgar sus penas, pero ellas no durarían mucho en la cárcel. En un gesto extraño el 9 de agosto y por disposición expresa de Trujillo, Minerva y María Teresa Mirabal fueron puestas en libertad, sus maridos sin embargo continuaron en prisión. Estas disposiciones de Trujillo tenían doble propósito, por un lado pretendía demostrar su "generosidad", por el otro les daba la libertad a aquellas personas a quien él quería seguir hostilizando, este último era el caso de las Mirabal. No bien habían pasado un par de semanas de la libertad y ya existían informes sobre reuniones secretas contra el régimen encabezadas de nuevo por las Hermanas Mirabal esto, sumado a las presiones internacionales entre muchas cosas por el atentado en Venezuela contra el Presidente Rómulo Betancourt, por el que la OEA sancionó al estado dominicano con rompimiento de relaciones diplomáticas y económicas y la creciente caída de los diferentes regímenes dictatoriales en América Latina y en medio de un informe que inició de nuevo con los pasos que daban estas mujeres rebosó la copa de la tolerancia de Trujillo quien le ordenó al General Pupo Román un plan para desaparecer definitivamente a las Hermanas Mirabal.

Recomendándole usar al SIM para su ejecución. La primera medida que tomó Pupo Román fue el traslado de los presos a la cárcel de Salcedo, al parecer aparentando benevolencia, pues de este modo no tendrían que realizar largos viajes a la cárcel de La Victoria, que era donde cumplían sus penas los esposos, en verdad esto era el inicio de la capitalización del plan para la eliminación de las hermanas Mirabal.
El General Pupo Román, cumpliendo las orientaciones del Generalísimo dejó en manos del SIM (Servicio de Inteligencia Militar) a la sazón dirigida por el Capitán de Corbeta de la Marina de Guerra Mayor Cándido Torres Tejada, quien había sustituido al siniestro Johnny Abbes, que se encargaba en ese momento de dirigir la campaña contra la Iglesia y a la emisora Radio Caribe, pero en verdad Abbes seguía dirigiendo con sus ideas y tras bastidores al organismo opresor, para dar cumplimiento a la orden, Torres Tejada se dirigió a Santiago y le dio las instrucciones al jefe del SIM en la zona norte, el entonces Teniente Víctor Alicinio Peña Rivera

Tras despedirse de sus respectivos maridos, en el patio de la fortaleza, las tres mujeres y el chofer, salieron rumbo a Salcedo. Ya fuera de Puerto Plata, el jeep se desplazaba por la serpenteante carretera y al llegar al puente de Marapica, fueron detenidos por cuatro hombres que iban en un cepillo el cual atravesaron en medio del puente. Las tres mujeres fueron obligadas, a punta de pistola, a subirse al asiento trasero del vehículo de sus verdugos, mientras tres de éstos se montaban con el chofer en el jeep, dirigiéndose hacia La Cumbre donde estaba la casa, en la que les esperaba el capitán Peña Rivera para darles las instrucciones finales.




Los dos vehículos entraron al patio de la casa. Las hermanas y el chofer fueron llevados a la fuerza por los sicarios dentro de la casa. De inmediato Peña Rivera hizo una seña a de la Rosa para que actuaran, retirándose hacia una lejana habitación de la casa. Entró a la casa y los repartió entre sus otros tres compañeros que debían ejecutar el plan al igual que pañuelos para ahorcar las víctimas. Fue así entonces que durante varios minutos unos quejidos y alaridos que no pudieron escucharse fuera de la estructura de la vivienda construida de adobe y forradas de caoba fueron emitidos, y con la respiración entrecortada, los sicarios dieron por teminada su labor de exterminio. Los cuerpos de las mujeres y el hombre ya no hacían ningún movimiento convulsivo, las apalearon hasta morir para luego introducir los cuerpos en el coche y simular un accidente de tráfico.El sargento de la Rosa se dirigió entonces al aposento donde estaba Peña Rivera y le dijo: "Señor, misión cumplida".
Repercusiones
Trujillo creyó en el momento que había eliminado un gran problema. Sin embargo, el asesinato le trajo muchos inconvenientes y fue el principio de su desgracia. La muerte de las Mirabal causó gran repercusión en la República Dominicana. La publicidad resultante provocó que el pueblo dominicano se mostrara cada vez más proclive a apoyar a las Mirabal y sus ideales. Esta reacción contribuyó a despertar conciencia en el público y finalmente culminó con el asesinato del dictador el 30 de mayo de 1961.
Asesinos intelectuales
Rafael Leónidas Trujillo, Generalísimo y jefe de estado de la República Dominicana.
José René (Pupo) Román Fernández, Secretario de Estado de las Fuerzas Armadas.
Cándido Torres Tejada, Jefe de Operaciones del Servicio de Inteligencia Militar en la estación central en Ciudad Trujillo.
Ejecutantes
Víctor Alicinio Peña Rivera
Ciriaco de la Rosa
Ramón Emilio Rojas Lora
Alfonso Cruz Valerio
Emilio Estrada Malleta, de origen cubano.
Néstor Antonio Pérez Terrero

Juicio e impunidad
En junio de 1962, se inició el juicio en contra de los acusados y cómplices del asesinato de las hermanas Mirabal y el chofer Rufino de la Cruz.
En el banquillo de los acusados fueron sentados los autores materiales del cuádruple crimen, Ciriaco de la Rosa, Alfonso Cruz Valerio, Emilio Estrada Malleta, Ramón Emilio Rojas Lora y Néstor Antonio Pérez.
Como cómplices fueron juzgados Sandito Almonte, Cándido Torres T
ejada (ausente en el juicio), jefe de Operaciones del Servicio de Inteligencia Militar en la estación Central en Ciudad Trujillo, Víctor Alicinio Peña Rivera, jefe de Operaciones del SIM en el Cibao, Silvio Antonio Gómez Santana, Viterbo Álvarez (Pechito), Pedro Peña Ortiz y David Olivero.
El magistrado doctor Osvaldo B. Soto, presidía el tribunal especial. El Procurador fiscal era el doctor Rafael Valera Benítez, mientras que la parte civil estaba representada por los doctores Héctor Sánchez Morcelo, Ramón Pina Acevedo, Francisco Carvajal Martínez, Antonio Guzmán y Miguel A. Vásquez Fernández. El abogado de la defensa de los acusados fue el abogado de oficio Héctor Barón Goico. El tribunal condenó a los principales acusados a la pena máxima de 30 años, excepto a Ciriaco de la Rosa que de manera insólita fue condenado a sólo 20 años por supuestamente colaborar con la aclaración del crimen, aunque realmente nunca las cumplieron, tiempo después y con la ayuda de grupos militares trujillistas fueron provistos de pasaportes y sacados de la República Dominicana.
Ciriaco de la Rosa reveló durante el juicio posterior al asesinato l
o siguiente:
Después de apresarlas, las condujimos al sitio escogido, donde ordené a Rojas Lora que cogiera palos y se llevara a una de las muchachas. Cumplió la orden en el acto y se llevó a una de ellas, la de las trenzas largas (María Teresa). Alfonso Cruz Valerio eligió a la más alta (Minerva), yo elegí a la más bajita y gordita (Patria) y Malleta, al chofer, Rufino de La Cruz. Ordené a cada uno que se internara en un cañaveral a orillas de la carretera, separadas todas para que las víctimas no presenciaran la ejecución de cada una de ellas.
Ordené a Pérez Terrero que permaneciera en la carretera a ver si se acercaba algún vehículo o alguien que pudiera enterarse del caso. Esa es la verdad del caso. Yo no quiero engañar a la justicia ni al pueblo. Traté de evitar el desastre, pero no pude, porque de lo contrario, nos hubieran liquidado a todos.
Estas declaraciones fueron desmentida poco después al descubrirse que el crimen ocurrió realmente en los terrenos de la casa de La Cumbre, pues Peña Rivera quería ver los cadáveres con sus propios ojos antes de ordenar tirarlos por el precipicio, pues tenía que dar un informe fidedigno a sus superiores.
Entierro
Dedé Mirabal conversa con periodistas en el Museo Hermanas Mirabal.
Las Mirabal están enterradas en Ojo de Agua, en las afueras de la ciudad de Salcedo, en la provincia Hermanas Mirabal en la República Dominicana. El lugar se ha convertido en un museo en su honor y está abierto al público. También hay allí una biblioteca, librería y una tienda de recuerdos. Enterrado en el mismo lugar también están los restos de Manuel Aurelio Tavárez Justo, quien fuera esposo de Minerva.

Homenajes
Museo donde descansan sus restos.
En febrero de 2010 fue lanzado el libro "Trujillo, mi padre: En mis memorias, Angelita" de la autoría de Angelita Trujillo, hija del dictador Rafael Leónidas Trujillo, el cual habla en unos de sus capítulos sobre las hermanas Mirabal y su asesinato. El libro revela que José –Pupo- Román Fernández manda a matar a las Mirabal por órdenes supuestamente de Luis Amiama Tió (uno de los ejecutantes de Trujillo) y Segundo Imbert Barrera (hermano de Antonio) desligando a su padre del hecho.1 Después de esas revelaciones del libro, las protestas en el país no se hicieron esperar y calificaron como sofisma su contenido.

En honor a esta valiente mujer junto a sus hermanas, cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer. Esto fue establecido en el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en Bogotá, Colombia en el año 1981.
En Ojo de Agua se conservan sus trajes, sus pertenencias y sus habitaciones tal y como estaban en el momento de su muerte. La finca se ha convertido en un museo que puede ser visitado. No lejos de allí vive la única hermana Mirabal que no fue asesinada: Dedé.
La escritora norteamericana de origen dominicano Julia Álvarez escribió una novela basada en las hermanas Mirabal, con el título En el tiempo de las mariposas (In the time of butterflies) que luego fue llevada al cine por Mariano Barroso.



Movimiento Revolucionario 14 de Junio

El Movimiento Revolucionario 14 de Junio, también conocido como Agrupación Política 14 de Junio, abreviado 14J (y 1J4) fue movimiento clandestino dominicano de izquierda en contra de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo ideado por el abogado dominicano Manolo Tavárez Justo. que llegó a cubrir casi todo el territorio nacional, con unos 6,000 comprometidos de todos los sectores sociales.


Origen

El 14 de junio de 1959, tropas del Movimiento de Liberación Dominicana, un grupo de dominicanos exiliados que después de un período de tiempo reuniendo fondos, equipos y personas; encontrándose en Cuba para entrenarse en guerra de guerrillas apoyados por Fidel Castro, desembarcan en los pueblos septentrionales de Constanza, Maimón, y Estero Hondo bajo la dirección del Comandante Enrique Jiménez Moya.

Este esfuerzo para derrocar la tiranía fue derrotada desde el punto de vista militar por el ejército y la fuerza aérea de Trujillo, pero sí logró plantar la semilla de rebelión en el pueblo dominicano.

Esta fue la inspiración para el nombre de un grupo político organizado para la resistencia interna: El Movimiento 14 de Junio, llamado en la clandestinidad 14. Manolo Tavares Justo era el presidente del grupo. Un hombre llamado Rafael Miguel (Pipe) Faxas Canto era su secretario general, y Leandro Guzmán era el tesorero. Poco tiempo después de la fallida invasión, el Movimiento de Liberación Dominicana organizó otras conspiraciones, que continuaron en los inicios de los años 60.

Partido político

En 1960 se inician las conversaciones para establecer un movimiento que agrupara y consolidara todos los espacios antitrujillistas que existían. Y en efecto, en el último encuentro para tratar ese tema, realizado en Valverde, Mao, se decidió fundar una "Organización Revolucionaria" de nombre Movimiento Revolucionario 14 de Junio, en homenaje a los dominicanos de la "Gesta de Constanza, Maimón y Estero Hondo", de quienes adoptaron también el "Programa Mínimo"

Pero aquel primer intento de formar un movimiento fue sofocado muy pronto. Una mañana de enero de 1960 la jauría se había desatado. Los agentes del tenebroso y amargamente célebre Servicio de Inteligencia Militar (SIM), salieron armados de su tristeza a convocar los silencios. A Perseguir como sombras los sueños, a apresar en las cuevas todas las luces, a intentar enterrar bajo piedras las ilusiones y en vano, a intentar detener la primavera, que tarde o temprano llegará.

Salieron en las noches frías de enero, sometieron a los muchachos a la muerte, otros tantos recibieron las torturas y la mayoría fue a parar a la "40", donde el dolor era la norma y la noche interminable. El mismo Manolo fue a parar a aquella cárcel, hasta que fue trasladado a la Cárcel de Puerto Plata, pero ya el complot estaba forjado. Trasladar a Manolo a Puerto Plata, tenía el objetivo de obligar a las Hermanas Mirabal, casadas dos con los presos, a viajar continuamente a aquella ciudad, y a utilizar la peligrosa carretera tramontana. Esto sirvió para que el régimen fraguara su más horrendo crimen. Las tres hermanas, las tres mariposas fueron cobardemente asesinadas mientras regresaban de Puerto Plata, en un lóbrego lugar llamado "La Cumbre", donde hoy existe una escuela que lleva su nombre. Con este crimen espantoso, la dictadura aceleraba su decadencia.

La cruel represión desatada contra los miembros del 14 de junio produjo un sentimiento de indignación generalizada en la población dominicana aumentando significativamente los niveles de descontento ya existentes contra el régimen.

Salida de la clandestinidad

El 8 de julio anuncia su salidad a la luz pública y su organización como partido, el 30 de junio de 1960 se organiza la asamblea constitutiva con delegados de todo el país.

Acciones de 1963

El Movimiento Revolucionario “14 de junio”, se convirtió en la tercera fuerza política de entonces y la principal organización anti-imperialista, a través de su líder, Manuel Aurelio Tavárez Justo (conocido como "Manolo") se había alertado al presidente Juan Bosh sobre la posibilidad de un golpe de Estado en su contra apoyado por la Iglesia, la Burguesía, el Alto Mando Militar y la Embajada de Estados Unidos. En una concentración en la puerta del Conde en Santo Domingo, afirmó ' "Óiganlo señores de la reacción, si imposibilitan la lucha pacífica del pueblo, el "14 de junio" sabe muy bien donde están las escarpadas montañas de Quisqueya; y a ellas…a ellas iremos, siguiendo el ejemplo y para realizar la obra de los Héroes de junio de 1959, y en ellas mantendremos encendida la antorcha de la libertad, el espíritu de la Revolución….porque no nos quedará, entonces, otra alternativa, que la de Libertad o Muerte"!!

Tras el golpe de Estado del 25 de septiembre de 1963, e instalado un triunvirato presidido por Emilio de los Santos, el Movimiento Revolucionario “14 de junio”, dio inicio, la noche del 28 de noviembre, a una insurrección, con seis frentes guerrilleros, que tenía como propósito el retorno al orden institucional y la reposición de la Constitución de 1963.

En el más importante de los frentes, ubicado en Las Manaclas, estaba Manolo Tavárez Justo, quien a la vez era el Comandante General de la guerrilla.

Con una débil y pobre preparación física y militar, junto a un entorno político nacional dominado por la derecha y con una resistencia urbana-social escasa e inefectiva, el movimiento insurgente fue rápidamente diezmado, al extremo de que a 21 días de iniciado cuatro (4), de los seis (6) frentes, estaban desmembrados, con la agravante, tal y como se consigna en el Diario de la Guerrilla de Las Manaclas, que más de la mitad de los integrantes del principal frente guerrillero estaba al borde del colapso o capturados. Veintinueve (29) hombres perdieron la vida, y Manolo Tavárez Justo fue capturado vivo y fusilado, a pesar de que se le habían dado garantías de que su vida sería respetada.

El fusilamiento de Manolo Tavárez Justo provocó la renuncia del presidente del Triunvirato Emilio de los Santos, y sirvió de inspiración a la lucha contra los que habían realizado el golpe de estado en 1963.

La Guerrilla

En medio de protestas y huelgas contra el Triunvirato, el Movimiento 14 de junio encabezó una guerrilla en diferentes puntos del país demandado el restablecimiento de la constitucionalidad.

El objetivos era que cada grupo operase como una unidad operativa independiente con fines insurreccionales. Por eso no debían ser muy pequeños ni muy grandes, esto último por el peligro del espionaje

Participación 1965

Muerto su líder (Manolo), capturado y fusilado en las Manaclas tras fracasar el foco guerrillero que dirigía en esa zona, presos y exiliados otros y otras, el “14 de junio” registraba una crítica situación interna que le hacía peligrar como organización de masa.

El “14 de junio”, aún con su crisis interna, tuvo una protagónica integración a la lucha en la Guerra de abril de 1965 a partir del 25 de abril, cuando su Comité Central Provisional tomó la decisión de profundizar el movimiento armado en desarrollo.

Su influencia política era tal que aun así llegó a dirigir la mayor parte de los Comandos de resistencia a las tropas norteamericanas en Santo Domingo, forma de organización armada que se dio el pueblo para enfrentar a la contra-revolución criolla y extranjera.

Los catorcistas fueron parte activa, junto al pueblo, los militares constitucionalistas, el Partido Socialista Popular (PSP) y el Movimiento Popular Dominicano (MPD), de los principales acontecimientos militares ocurridos durante la Revolución de abril, ya fuera en la Batalla del Puente Duarte, en la Operación Limpieza de la Zona Norte de la Capital articulada por la contra-revolución, en los combates anti-yanquis del 15 y el 16 de junio o en el intento de asalto al Palacio Nacional donde morirían, entre otros extraordinarios combatientes, el Coronel Fernández Domínguez, el líder en ese momento del Movimiento Revolucionario “14 de junio” Juan Miguel Román, y otros dirigentes muy destacados como Euclides Morillo que también había participado en el alzamiento guerrillero del 1963, entre otros.

Disolución

Terminada la Guerra de abril de 1965, se agudizó la crisis del “14 de junio”, donde se decía que su papel ya había llegado a su fin, esta crisis culminaría con su desintegración como organización política en 1968.

Doña Dedé Mirabal y Algunos detalles inéditos (mas info en La Venda Transparente)

En Diciembre del 2006, Doña Dedé Mirabal, con motivo a la celebración de un aniversario más del asesinato de las Hermanas Mirabal en la ciudad de Nueva York, ofreció una entrevista cargada de detalles inéditos sobre la vida de las heroínas. Esta interesante entrevista fue publicada por Miguel Cruz Tejada en el Nuevo Diario de Nueva York y entre muchas cosas se destaca lo siguiente:

“Nuestra casa fue allanada 27 veces en los gobiernos de Balaguer”, explicó Dedé en la entrevista. Dijo que las pesquisas a su casa, hechas específicamente por miembros del Ejército Nacional y el Servicio Secreto balagueristas, se debieron que los militares siempre creyeron que en el patio de la residencia, se guardaban las armas usadas por los dirigentes y militantes del Movimiento Patriótico 14 de Junio, fundado por Manolo Tavares Justo, esposo de Minerva y su hermana, pero que nunca estuvieron allí.

“Esos allanamientos nos lo hicieron en el transcurso de los 12 años de gobiernos de Balaguer”, relató Doña Dedé. “También nos expropiaron, nos quitaron una finca de diez mil tareas que teníamos en la provincia María Trinidad Sánchez (Nagua) y que estaba sembrada de arroz”. La expropiación de la finca, ocurrió en los años setentas y se hizo a través de un decreto firmado por el propio Balaguer, entonces presidente de la república… Dedé, aclaró que en lo personal, Balaguer nunca se acercó a la familia, ni los Mirabal a éste. “Fue una situación normal en la que no tuvimos comunicación recíproca con sus gobiernos. No se qué pensaba él”.

Narró que después de la llegada del PRD al poder en mayo de 1978 y siendo el fenecido Don Antonio Guzmán Fernández presidente, su esposo que era entonces gobernador, le pidió al primer mandatario, devolverle la tierra, porque siempre tuvo la ilusión de tener una gran finca. “Pero Don Antonio dijo que no, porque eso se había a través de un decreto presidencial y no lo podía derogar”. El mandatario perredeísta no le explicó a la familia Mirabal, las razones de porqué no podía cambiar la decisión ejecutiva. “Luchamos mucho para que se nos devolviera la finca, lo que el gobierno hizo fue darnos unos solares en la capital como forma de resarcir la pérdida de la finca”, detalló la Mirabal.

Dijo que en la familia sólo hay dos que se dedicaron a la política que son el ex vicepresidente Jaime David Fernández Mirabal y la diputada Minú Tavares Mirabal.

Doña Dedé se salvó de la muerte, según su narrativa, porque se quedó en la casa cuidando los niños de sus tres hermanas asesinadas, mientras estas iban a la cárcel de Puerto Plata a visitar sus esposos. “Teníamos informaciones de que el permiso que Trujillo había dado para que fuéramos a la cárcel a ver los presos, era una trampa, una embocada para asesinarnos, si yo hubiera ido, usted o cualquier otro, hubiéramos muerto”, agregó la sobreviviente. Dijo que aunque ella le pidió a Patria que no fuera a la cárcel, porque el todo el pueblo decía que era para matarlas, ésta decidió acompañar a Minerva y María Teresa, cuyos maridos eran los reclusos.

“Los asesinatos de mis hermanas no fueron una sorpresa para el pueblo, porque el traslado de los presos desde Salcedo a Puerto Plata, tenía la intención de matarlas”, sostuvo. Recordó que Minerva le preguntó que si era posible que Trujillo fuera capaz de matar a todo el que la acompañara en el viaje, porque a ella era que el tirano odiaba con más intensidad.

En un detalle estremecedor del crimen, Dedé reveló que sus hermanas fueron estranguladas y luego sus cadáveres masacrados a palos por sus verdugos. “Trujillo nunca perdonó que una mujer lo enfrentara a él, pero ella (Minerva), lo enfrentó con su forma, pero lo enfrentó”, indicó la Mirabal. Desmintió que la decisión del tirano de asesinar a sus hermanas, tuviera origen en una supuesta bofetada que Minerva le diera al sátrapa durante la celebración de un baile.

“No, eso no es correcto, la bofetada que le dio fue sin manos, porque se negó a bailar con el tirano y se fue antes que él de la fiesta”, expresó Dedé. Negó también que en el momento de ser ultimadas, sus hermanas fueran violadas por los esbirros del Servicio de Inteligencia Militar (SIM), escogidos para la macabra tarea. Confirmó que Trujillo le negó la licencia del estado a Minerva para que ésta pudiera ejercer la profesión de derecho en la República Dominicana después de haberse graduado con Magna Cum Laude en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Minerva, se inscribió en la universidad aprovechando un viaje de Trujillo a España. Años después, la facultad de derecho de la alta casa de estudios lleva el nombre de la heroína. “Mi familia fue anti trujillista desde su nacimiento, pero ellas marcaron con sus vidas la lucha por la libertad de nuestro pueblo”.

Doña Dedé, dijo que se siente satisfecha del apoyo y la honra que el pueblo les hado a la memoria de sus hermanas y de los logros parciales democráticos que se han conseguido después de los asesinatos. “Lo que pasa es que duramos muchos años, en los que la difusión de la lucha de ellas, no se podía hacer con tanta libertad como ahora, no es que estaba prohibido, pero las condiciones no eran propicias”.

Añadió que fue a partir de la década de los ochentas, cuando el pueblo comenzó a ver una apertura sobre la historia. “Antes, no se podía hacer publicidad, porque habían cosas que no eran normales. Nosotros siempre quisimos que mis hermanas fueran sepultadas en el patio donde están hoy”.

La exhumación de los restos y el traslado al patio de la casa de Dedé de donde partieron las heroínas en vuelo hacia la muerte, debió esperar 40 años.

-¿Porqué?

“Porque las condiciones políticas no eran las más favorables, siempre hubo gente que temían a que hubiera represalias, pero no existían las condiciones para que el pueblo demostrara lo que sentía hacia el sacrificio de mis hermanas”.

“Ha tomado tiempo, estoy agradecida del pueblo dominicano y de toda la sociedad. He viajado a Europa, Estados Unidos y dondequiera que hay dominicanos, la memoria de ellas siempre está latente. También dijo sentirse orgullosa de la declaración del Día de la no violencia contra la mujer que las Naciones Unidas, hicieron en honor a las mariposas. Cuestionada cómo se siente la ausencia de sus hermanas 46 años después, expresó dramáticamente que cuando oye emular el nombre de las heroínas, cree estarlas viendo todavía.

“A Minerva le gustaba estar en el jardín, manejaba su carro, era una mujer demasiado avanzada para su época”, expuso.

Sobre los libros, películas, documentales y reseñas que se han hecho sobre las Mirabal, cree que hay algunos que son fieles a la verdad histórica. “Hay algunos que sí, el libro El Tiempo de las Mariposas de Julia Alvárez, es una novela que tiene ficción, pero está baso en la realidad, porque la autora lo hizo en base a lo que yo le conté”.

Otras obras destacadas sobre la lucha de las mariposas son “Tres heroínas y un tirano” y “Minerva Mirabal, historia de una heroína.

“Pero ante la tragedia de mis hermanas, eso no era nada para mi, esa tragedia fue lo más grande y gracias a ese ser supremo que me ha dado buena salud, tengo mis energías”, expuso con la nostalgia brillando en sus ojos. Dedé sostiene que nunca ha guardado rencor ni a Trujillo, ni a Balaguer, ni a los asesinos de sus hermanas. El padre de éstas falleció después de sufrir un derrame cerebral estando preso en una celda solitaria de la cárcel de La Victoria situada a pocos kilómetros de Santo Domingo.

“Mi madre sufrió durante 20 años esa tragedia, pero logramos superarla y criar nueve hijos, seis que dejaron Minerva, Patria y María Teresa y los tres míos”, añadió.

“Los hemos formado sin odios, sin rencor y sin venganzas porque mi familia es una familia unidad que a esta edad que tengo – 81 años cumplidos – siento que he cumplido con mi deber”.

El 25 de noviembre fue declarado Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer en el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe celebrado en Bogotá (Colombia) en julio de 1981. Se recuerda el crimen de las hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), tres activistas políticas asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por la policía secreta del dictador Rafael Trujillo en la República Dominicana. Sus cadáveres destrozados aparecieron en el fondo de un precipicio. En el año 1999, la ONU dio carácter oficial a esta fecha.

Patria, Minerva y María Teresa Mirabal: Las Mariposas Dominicanas

Hacedoras de la Historia/Por Erika Cervantes*/México, DF, 22 nov 11 (CIMAC).

A todas las mujeres que rompen el silencio para vivir sin violencia.

Bajo el lema de “Desde la paz en el hogar hacia la paz en el mundo”, este 25 de noviembre inician los 16 días de activismo contra la violencia de género y se conmemora la muerte de las hermanas Mirabal, ejemplo de lucha para lograr una vida sin agresiones hacia las mujeres.

Las tres hermanas Mirabal nacieron en Ojo de Agua, Salcedo, Republica Dominicana. El compromiso social por la democracia y la libertad de su madre, Mercedes Reyes Camilo, y su padre, Enrique Mirabal Fernández, las llevó a ser activistas sociales

Su propio compromiso las enfrentó al dictador Leónidas Trujillo por exigir libertad y democracia para el pueblo dominicano. Se les conoció como Las Mariposas, el seudónimo con que Minerva, María Teresa y Patria apoyaban la causa clandestina para derrocar la dictadura.

Integrantes del movimiento “14J” (14 de junio, fecha del asesinato de activistas políticos que pedían el fin de la dictadura de Trujillo), las hermanas Mirabal contribuían a la causa en el acopio y almacenamiento de armamento para la rebelión; así, cada una de Las Mariposas aportó a la causa su trabajo y entrega.

Ideas claras y concisas. Consciente de la realidad en la que vivía en los tiempos de León Trujillo, la dominicana Patria Mercedes Mirabal señalaba acerca de la lucha contra la tiranía: “Ésta no es sólo una causa para hombres sino también para mujeres... pero mujeres con mucho valor. No podemos dejar que nuestros hijos crezcan en este régimen corrupto y tiránico. Tenemos que luchar en su contra y yo estoy dispuesta a darlo todo, aun mi vida si es necesario”. De todas las hermanas Mirabal, Minerva Argentina fue la más bella, al grado que cautivó al tirano León Trujillo cuando éste la conoció en un baile ofrecido en su honor en junio de 1949.

Ella apenas tenía 23 años y ese encuentro marcó el inicio del rumbo trágico que viviría toda la familia. No sólo desairó al tirano negándose a bailar con él, sino que le pidió que dejará en paz al joven dirigente comunista Pericles Franco: uno de los fundadores del Partido Socialista Popular.

Seis meses después (diciembre de 1949), ese comentario inocente le costó la cárcel a su padre y el arresto domiciliario en el Hotel República a Minerva, junto con sus amigas Emma Rodríguez, Violeta Martínez y Brunilda.

A Minerva la llevaban y traían diariamente a la fortaleza Ozama para que la interrogaran sobre su apoyo a las ideas socialistas; a su padre, don Enrique Mirabal, además de apresarlo, Trujillo lo despojó de gran parte de su patrimonio. Esta situación minó a tal grado sus fuerzas que le provocó la muerte el 14 de diciembre de 1953.

María Teresa, o Maritere como le decían de cariño, fue la más joven de las hermanas Mirabal. Su indignación por la tiranía trujillista fue a tal grado que no dudó en ser una de las mujeres que en enero de 1959 confabularon en la residencia de Guido D’Alessandro (sobrino político de su hermana Minerva), para sentar las bases de lo que más tarde sería el movimiento insurgente “14J”, con el que se derrocaría la dictadura de Leónidas Trujillo el 30 de mayo de 1961. Clara en sus planteamientos, María Teresa aseguraba que en la lucha “se arriesga la vida sin pensar en posibles beneficios personales, ya que el principal motivo por el cual luchamos es la anulación completa de los privilegios (...); quizá lo que tenemos más cerca es la muerte, pero esa idea no me amedrenta: seguiremos luchando por lo justo”.

Por sus ideales Patria, Minerva y María Teresa fueron presas en más de una ocasión, y tal era su entereza que a pesar del acoso del régimen de Trujillo continuaban su labor de no doblegarse y servir de ejemplo al pueblo dominicano para conseguir su libertad.

Patria nace el 27 de febrero de 1924, fecha de la independencia de República Dominicana; y a ello debe su nombre, se gradúa en dactilografía (hoy mecanografía) en el Colegio de la Inmaculada Concepción de La Vega. Minerva Argentina nace el 12 de marzo de 1926 y desde muy niña se destaca por su inteligencia: a los cinco años ya sabía leer y escribir correctamente, y a los siete recitaba versos de clásicos franceses como Víctor Hugo. En 1946 se graduó de bachiller en letras y filosofía con notas sobresalientes; en 1953 se doctoró como abogada.

Antonia María Teresa nació el 15 de octubre de 1936; fue una destacada estudiante que en 1954 se graduó de bachiller en matemáticas; ese mismo año ingresó a la Facultad de Matemáticas de la Universidad de Santo Domingo hasta obtener el título de agrimensora (topografía agrícola).

Patria, Minerva y María Teresa son emboscadas el 25 de noviembre de 1960 junto con Rufino de la Cruz, el conductor del jeep en el que viajaban, cerca del puente Marapica, en la carretera Santiago-Puerto Plata, cuando regresaban a su hogar después de haber visitado a sus maridos en la fortaleza de Puerto Plata, donde estaban presos por sedición. Murieron a manos de los esbirros trujillistas a golpes, pero su muerte no fue en vano: el pueblo triunfó sobre la tiranía de Trujillo.

Patria, Minerva y María Teresa siempre serán las mariposas que vuelan libres porque su lucha no concluyó con su muerte, su ejemplo ha inspirado a las mujeres del mundo a luchar por una vida libre de violencia. Nos heredan su fortaleza para continuar trabajando para que algún día haya paz.

*Periodista y fotógrafa mexicana, integrante de la Red Nacional de Periodistas.

mas info en Mujeres por la Democracia (México)








Trópico de Sangre (2010) Película Dominicana
A finales de los 50′ en República Dominicana el reino de terror del dictador Rafael Trujillo llevaba en el poder casi treinta años.Aún así las hermanas
Mirabal,lideradas por la apasionada Minerva,vendrían a representar la mayor amenaza a su régimen.Al atreverse a enfrentar al caudillo pronto se convirtieron en heroínas populares del oprimido pueblo dominicano.
Su asesinato a sangre fría a manos de los esbirros de Trujillo probaría ser lo que finalmente acabaría con el temible.

1 comentario:

Comunicar.info dijo...

Excelente recopilación y muy bien presentado. Gracias